Por qué deberías huir del market timing y apostar por hacer aportaciones periódicas

Las abruptas caídas del mercado del pasado lunes y la incertidumbre que han generado han puesto sobre la mesa tres cuestiones clave para todo inversor. Dos de ellas son tan viejas como los propios mercados y otra es propia de los últimos años. Hablamos de la posibilidad de sufrir pérdidas al invertir, el debate del market timing entre hacer aportaciones periódicas o invertir de golpe y el papel de los robots en la bolsa.

Hasta el gestor más avispado se expone a pérdidas

Dicen quienes montan en moto que hay dos tipos de moteros, el que se ha caído y el que se caerá. Algo parecido podríamos decir de los inversores. No hay inversor que no haya sufrido en sus carnes el revés del mercado. Hasta los más grandes han metido la pata y suman operaciones negativas.

Invertir supone asumir la posibilidad de equivocarse porque si existe una máxima en los mercados es que no hay rentabilidad sin riesgo.  De hecho, ambos términos están muy relacionados. A partir de ahí, cada ahorrador debe saber cuál es su perfil de inversor y su horizonte temporal para adaptar a ellos los riesgos que asume.

En este punto hay una cosa que debes tener clara, caídas como las del lunes 5 de febrero son difíciles de predecir y fáciles de sufrir.

Market Timing: Por qué es mejor estar en mercado

Pensar que un buen inversor no tiene dinero en bolsa cuando hay caídas es una falacia. Nadie sabe cuándo llegará la próxima caída, ni siquiera quienes apuestan por ella. Lo que sí sabemos es que la economía y los mercados se rigen por ciclos  y que las caídas son parte de ellos.

Uno de los grandes errores del inversor novato es jugar a adivinar cuándo llegarán estas caídas porque nada nos gusta más que ser más listos que el resto y comprar bajo para vender caro. El resultado casi nunca es el deseado. De hecho, suele ser el contrario, vender cuando no debes y no saber después cuándo volver a entrar.

Además, durante ese compás de espera es muy fácil que te pierdas lo mejor del año. Sabemos que un gráfico de la evolución de la bolsa a lo largo del año es como los dientes de una sierra, pero pensamos que éstos son más o menos regulares. Nada más lejos de la realidad. Perderse los días clave puede hacer que pases de ganar dinero a perderlo.

cuanto cuesta perderse los mejores días de la bolsa

 

La forma de luchar contra este hándicap es realizar aportaciones periódicas en lugar centrarte en el market timing. Al aportar dinero parte de tus ahorros mes a mes estarás promediando el coste de compra y reduciendo la volatilidad de tu inversión. En otras palabras, habrá momentos en los que comparás caro, pero éstos se compensarán con otros en los que compres más barato.

Existen principalmente dos fórmulas de realizar aportaciones periódicas a tu cartera de inversión. La primera es el Dollar-Cost Averaging con la que invertirás la misma cantidad de dinero durante un periodo de tiempo concreto y con la periodicidad que elijas. Lo más normal es que estas aportaciones sean mensuales. Esta es la mejor estrategia si ahorras todos los meses la misma cantidad de dinero.

La segunda opción es la que se conoce como “value averaging” y según la cual la cantidad que aportas varía cada mes en función de cómo evolucione tu inversión. En este sentido, en cada periodo de inversión será necesario alcanzar ciertos objetivos para seguir aportando.

Ambas estrategias pueden usarse también cuando cuentas ya con una cantidad inicial que no quieres poner de golpe en el mercado. Frente a estas estrategias más o menos automáticas de inversión está el market timing. Bien ejecutado, siempre será  más rentable. El problema es que es complicado hacerlo (por eso hay tantos traders que son directamente seguidores de tendencias en lugar de buscadores de cambio de tendencia) y dominar ese arte te llevará mucho tiempo  y dinero.

El papel de los robots en a bolsa

Por último, hay que hablar de papel de los sistemas de trading automático y de los robotraders en los mercados. En los medios se ha hablado mucho del papel del trading algoritmos y del High Trading Frequency o trading de alta frecuencia en las últimas caídas bursátiles.

La realidad es que los algoritmos están muy integrados en los mercados y son los responsables de buena parte de las operaciones que se realizan. Su ventaja está en la velocidad de ejecución y en eliminar el componente humano en la toma de decisiones. En peligro lo marcan esas ejecuciones en masa de operaciones que pueden hacer que el mercado se desplome como en el peor momento de pánico vendedor.

Por | 2018-02-13T09:55:44+00:00 febrero 13th, 2018|Sin categoría|Sin comentarios

Deje su comentario