Cuánto deberías estar dispuesto a ver caer tus inversiones según tu perfil

Quiero una alta rentabilidad para mis ahorros pero sin asumir riesgo. Esta es una frase muy repetida entre quienes llevan toda su vida en depósitos y productos garantizados y ahora se dan cuenta de que la rentabilidad real es muchas veces negativa.

El problema es que persiguen una quimera. Sin riesgo no hay ganancia. Esa es una máxima que todo ahorrador debería grabar a fuego en su cabeza cuando busca rentabilidad para sus inversiones. A fin de cuentas esta posibilidad de pérdida es sólo el precio que pagas por la posibilidad de obtener ganancias. Cuanto más arriesgas, más esperas ganar y para ganar más, también hay que arriesgar más.

Una de las medidas de este riesgo es la volatilidad, que representa los cambios de precio de un activo. En un mercado muy volátil, los fondos se moverán en rangos de precio muy elevados y se podrá ganar más, pero también perder más. ¿Cuánto es el máximo que estarías dispuesto a perder tú? Si la respuesta es nada, vuelve a los depósitos y fondos garantizados que esconden trampas y no te llevan a ninguna parte. En caso contrario, sigue leyendo.

Cuánto deberías estar dispuesto a perder cada año según tu perfil

Antes de empezar a invertir debes tener claro cuál es tu perfil inversor. De hecho, precisamente para eso están pensadas las preguntas que te hacen en el banco o en páginas web de inversión automatizadas. Un asesor financiero independiente también te hará esas y otras preguntas. La ventaja es que como el trato es más cercado y personal tu perfil de inversión será todavía más preciso.

Las claves para dar con tu perfil de inversión son tus objetivos de inversión (para qué quieres ahorrar e invertir), tu horizonte temporal (durante cuánto tiempo mantendrás la inversión) y tu tolerancia al riesgo. Este último factor es clave, quizás el más importante. Una buena medida del mismo es cuánto estarías dispuesto a ver caer tus inversiones antes de tomar medidas y entrar en pánico.

Para un perfil conservador la volatilidad de su cartera puede estar en el 4% y el 7%, mientras que para uno moderado alcanzaría el entorno del 12% y para uno más arriesgado, superaría el 18%.

¿Estarías dispuesto a tolerar esas pérdidas? Es fácil que en frío sí, pero en caliente no. A nadie le gusta ver su dinero evaporarse, pero las consecuencias de sobrereaccionar pueden ser nefastas. Por eso para la mayoría funciona mejor hacer aportaciones periódicas en lugar de invertir de golpe.

Si la posibilidad de perder un 5% de tu patrimonio en un año te parece excesiva te proponemos dos soluciones. La primera es recordar tu horizonte de inversión y el objetivo que persigues. ¿Inviertes a largo plazo? Las caídas son normales y no deberías perder la cabeza por ellas, siempre que entren dentro de los números que aceptaste cuando decidiste la rentabilidad que querías –recuerda, no hay beneficio sin asumir cierta volatilidad-.

La segunda es que rebajes tu posición, que optes por inversiones más conservadoras. Eso sí, en caso de que obtengas menos rendimiento por tus ahorros vas a tener que ahorrar más o durante más tiempo para lograr tus objetivos. ¿Merece la pena?

[/fusion_text]

Quiero saber dónde invertir mis ahorros
[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Por | 2018-03-02T12:44:22+00:00 febrero 20th, 2018|General|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario