Qué es un Robo Advisor

¿Puede un robot guiar tus inversiones? Bajo esa premisa han proliferado en España los conocidos como Roboadvisors. Los autodenominados asesores digitales automatizados ofrecen una alternativa de bajo coste al ahorrador que quiere invertir pero no se fíe del banco y todavía piensa que un asesor financiero está lejos de su alcance – un error muy común-.

Qué es un Robo Advisor

Los Roboadvisor son servicios online de gestión de carteras de inversión altamente automatizados. Para que lo entiendas mejor, estas plataformas utilizan algoritmos informáticos para la toma de decisiones de inversión sin que tenga por qué mediar la intervención humana.

El programa se encarga de seleccionar los fondos en los que invertir (ETFs y fondos indexados generalmente) en función del perfil del cliente y posteriormente rebalancea las inversiones según la situación de mercado.

Este tipo de programas aprovechan la gestión pasiva y los fondos indexados y ETFs y suelen estar más pensados para la inversión a largo plazo.

Cómo funciona un roboadvisor

El funcionamiento básico de un robo advisor es el siguiente. El cliente se registra en la plataforma y rellena un cuestionario sobre sus objetivos de inversión, capacidad de ahorro, flujos de caja y aversión al riesgo, entre otras preguntas. Con sus respuestas el programa determina su perfil de riesgo y le ofrece una serie de opciones de inversión.

La mayoría de gestores automáticos utilizan carteras modelo según cada perfil de inversión teniendo también en cuenta el capital total invertido. Como norma general, cuanto mayor es la inversión, más fondos entran en la cartera, mayor diversificación hay y más riesgo se puede asumir. Una vez decidida el tipo de cartera, el programa se encargará de hacer y deshacer posiciones, además de instarnos cada poco a tiempo a hacer aportaciones periódicas a la cartera.

Características de los Robo Advisor

Hay cuatro elementos que definen a los gestores automatizados de carteras. Son las siguientes:

  • Comisiones bajas. La mayoría de estos programas apuestas por la gestión pasiva de carteras, lo que se traduce en comisiones más bajas. Si no hay una gestión activa por parte del gestor no tiene sentido que las comisiones sean elevadas.
  • Invierten en ETFs y fondos indexados. Estos son los dos productos estrella para los robo advisor, ya que permiten seguir tendencias mejor que la inversión directa en bolsa. En el mercado también hay Roboadvisors de segunda generación que se organizan en torno a PIAS o Unit Linked, aunque al final siguen siendo carteras compuestas por ETFs y fondos indexados, sólo que éstos no se contratan directamente.
  • Están pensados para realizar aportaciones periódicas y permiten pequeñas aportaciones.
  • Su gestión suele ser 100% online.

Desventajas de los Robo Advisors

Estas características hablan también de las ventajas de los Robo Advisors, que al final son una alternativa transparente y fácil para ahorrar. Sin embargo, este modelo de inversión no está exento de riesgos y puntos negros.

  • Sin trato humano. EL gestor automatizado toma decisiones y no siempre podrás contactar con una persona a la que plantear dudas. La mayoría de empresas que operan en España se han dado cuenta de este hándicap y cuentan con equipos de atención o personas activas en redes sociales que el ahorrador pueda identificar como caras visibles del proyecto.
  • Carteras simples. Por el tipo de activos en los que invierte, las carteras suelen ser más simples que las que gestionaría un asesor financiero independiente de forma personal.
  • Perfilados escasos. ¿Realmente es posible dar con el perfil del cliente a través de un cuestionario prediseñado? Una conversación cara a cara o en la que haya interacción siempre será más productiva. Además, el contacto con un asesor tras la contratación le permitirá al profesional detectar posibles cambios en el perfil de inversión. Y es hay muchas diferencias entre una cartera perfilada y otra bien perfilada.
  • Gestión de la cartera ante caídas del mercado. El tipo de cartera de los Roboadvisor funciona bien en momentos de subidas, pero al replicar el comportamiento de índices, acusará más las caídas en los mercados. Al tratarse de un producto relativamente nuevo, está por ver cómo se comporta en un mercado bajista.

Los programas informáticos de gestión de carteras están aquí para quedarse, pero eso no quiere decir que sean la mejor alternativa para el ahorrador o la única. La gestión personal por parte de un asesor financiero sigue teniendo muchas ventajas. ¿te animas a probar?

Por | 2018-02-26T08:30:27+00:00 febrero 26th, 2018|Formación|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario