Cada cuánto deberías revisar tus inversiones

Uno de los errores más repetidos por los españoles en los últimos 40 años ha sido contratar un plan de pensiones y olvidarse de él. A fin de cuentas, es lo que los bancos nos decían que había que hacer, firmar el plan para asegurarnos una buena jubilación. La sorpresa ha llegado en el momento del rescate del plan en el peor de los casos y al recopilar información para la renta, con algo más de margen para hacer algo, en el mejor.

Y es que al ir a recuperar el dinero de su plan de pensiones han visto cómo el plan perdía a espuertas y, además, llevaba tiempo haciéndolo. De nuevo, lo que ocurre es que el banco se encarga ayudarnos a contratar el plan y de recordarnos todos los años la necesidad de invertir más para desgravar. Lo que no hará con tanto hincapié es decirnos que revisemos cómo marcha, que nos aseguremos de que no pierde dinero. Eso queda a discreción del ahorrador.

Se trata de un ejemplo extremo, pero mucho más habitual de lo que pensamos y aplicable a cualquier producto de inverisón. Lo que sí sirve es para ilustrar por qué es importante revisar periódicamente nuestra cartera de inversiones. ¿Cada cuánto habría que hacerlo? La periodicidad dependerá sobre todo del tipo de inversiones y del perfil de riesgo, pero como poco debería ser de tres veces al año.

Por qué revisar el estado de las inversiones

Más allá de evitar situaciones como la que acabamos de escribir, es importante evaluar la marcha de nuestro patrimonio para asegurarnos de que la composición de la cartera se ajusta a nuestras necesidades.

Para que lo entiendas mejor, en su momento decidiste, por tu perfil de riesgo y tus objetivos, invertir un 60% en renta fija a través de bonos y fondos de inversión y un 40% en renta variable a través también de fondos. Después de seis meses el mercado ha cambiado. Ahora mismo los bonos han sufrido un retroceso pero tus apuestas en renta variable han subido. El resultado es que ese 60-40 ha pasado a convertirse en un 45-55, muy lejos de lo que habías ideado y de tus necesidades.

Por eso mismo hay que rebalancear la cartera cara cierto tiempo. Es un sano ejercicio para saber si tus inversiones van bien y que la composición de tu patrimonio se adapta a tus necesidades.

Cuándo revisar tu cartera de inversión

Cuanto más agresivas sean las inversiones, más atento habrá que permanecer a ellas. El motivo es que la volatilidad de cartera será mayor y también la necesidad de rebalanceo. En cualquier caso, es importante hacer este ejercicio por lo menos tres veces al año (más podría hacernos incurrir en demasiadas comisiones por traspasos). Ten en cuenta que un asesor financiero puede hacerlo por ti de forma constante.

En cualquier caso, siempre habrá que redefinir la cartera conforme cambien nuestras circunstancias personales u objetivos. Por eso mismo, la forma en la que inviertes debe evolucionar con el ciempo.

Por | 2017-08-17T10:55:37+00:00 Julio 26th, 2017|Estrategia, Formación|Sin comentarios

Deje su comentario