No necesitas 100.000 euros para invertir

Hemos crecido con el dogma de que las inversiones son solo para los ricos. Cuando no tienes mucho dinero, no puedes permitirte entrar en los mercados y si lo haces, deberá ser por tu cuenta y riesgo, sin asesoramiento ni red de seguridad. Nada más lejos de la realidad.

Este tipo de pensamientos basados en falsos dogmas son los que impiden a muchas personas alcanzar sus metas financieras. Los tiempos en los que era necesario tener una fortuna para invertir y estar bien asesorado son cosa del pasado, lo mismo que los tiempos en los que el ahorrador debía conformarse con el plan de pensiones que le recomendase el banco de turno. Si quieres una alta rentabilidad para tu dinero puedes conseguirla y sin tener que aprender a invertir por tu cuenta, que también tiene sus costes.

Todo esto es posible gracias a la democratización del asesoramiento financiero. La figura del asesor financiero independinte está hoy al alcance de cualquier persona. Desde quien tiene 1.000 euros hasta quien está empezando a ahorrar 200 euros al mes.

¿Es para mi un asesor financiero?

¿Te gustaría tomar mejores decisiones para tus ahorros? ¿Conseguir una rentabilidad adecuada para tu dinero? ¿Lograr tus objetivos financieros? Entonces un asesor financiero es para ti.

Un planificador financiero te ayudará poner tu dinero a trabajar y puede cambiar tu percepción sobre las finanzas. Y es que, entre las primeras preguntas que va a hacerte el asesor hay una clave: ¿cuáles son tus objetivos vitales y financieros? En otras palabras, para qué estás ahorrando.

Algo tan simple como pararte a pensar en lo que quieres para el futuro te servirá para orientar tus esfuerzos económicos. Al asesor esta pregunta le ayudará a determinar tu horizonte de inversión e ir asignando tu ahorro de forma adecuada al mismo. Esto que parece tan técnico simplemente quiere decir que te ayudará mantener el equilibrio de tus inversiones para tus metas a corto plazo (vacaciones, por ejemplo), medio plazo (cambiar de coche, comprar casa..) y largo plazo (la universidad de los hijos, la jubilación).

¿De verdad te está asesorando el banco?

A estas alturas es fácil que ya te estés preguntando si lo que ofrecen en el banco es asesoramiento financiero real. ¿Te ha preguntado todo eso el asesor de tu entidad? ¿Ha realizado algún tipo de estudio sobre tus necesidades financieras? ¿Conoce cuál es tu nivel de gasto real? La respuesta seguramente sea no.

El motivo es que los bancos se dedican a colocar producto, no a asesorar. En otras palabras, el producto que te recomiendan en el banco puede ser o no adecuado para ti, pero seguro que lo es para ello. Eso dista mucho de lo que es el asesoramiento financiero real (la nueva normativa Mifid II no lo considera independiente, de hecho).

Si te estás dejando asesorar por el banco, prueba lo que un asesor financiero independiente de verdad puede hacer por ti.

Hoy en día no hace falta ser millonario para estar bien asesorado. Comprúelo aquí.

Por | 2017-10-17T05:14:17+00:00 octubre 17th, 2017|Asesor Financiero|Sin comentarios

Deje su comentario