Reforma del régimen de autónomos: ¿realidad o ficción?

La situación de casi 3,5 millones de trabajadores en España es sustancialmente diferente a la del resto de personas empleadas por cuenta ajena. Sin embargo, quienes deciden apostar -libremente o sin otra alternativa viable- por el autoempleo constituyen un numeroso colectivo que representa más del 18% de los trabajadores afiliados a la Seguridad Social. No en vano, el grupo de trabajadores autónomos genera el 27,6% del empleo en la actualidad en nuestro país.

A pesar de contar con un peso específico en el motor del empleo nacional, los autónomos vienen reclamando desde hace demasiado tiempo y legislaturas una batería de medidas que se adapten a su específica situación fiscal y productiva.

Parece que uno de los puntos fuertes del acuerdo de investidura de Mariano Rajoy, a instancias de Ciudadanos, no es otro que una batería de reformas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Se da la circunstancia, además, de que esta “imposición” de la formación naranja ya fue consensuada también con el PSOE en el anterior intento de legislatura, en aquella ocasión con el socialista Pedro Sánchez como candidato a La Moncloa. Con estos antecedentes, no parece difícil que las propuestas de reforma que salgan adelante en los próximos meses entre nuestros parlamentarios alcancen el consenso. Tampoco que obtengan el apoyo necesario de la Cámara Baja para ver luz verde e implantarse en el día a día de los trabajadores autónomos en España. Pero sólo el tiempo otorgará la respuesta.

Meses de debate y tramitación parlamentarios

Por el momento, el Pleno del Congreso de los Diputados ya ha aprobado iniciar la tramitación de esta Proposición de Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, presentada por Ciudadanos y, previsiblemente, el debate de su articulado continuará en la Comisión de Empleo y Seguridad Social de la Cámara Baja.

En el horizonte de los próximos meses quedan temas candentes para los trabajadores por cuenta propia, como un ajuste realista de su aportación a la Seguridad Social en relación a sus ingresos. Otra de las reivindicaciones que están sobre la mesa de debate es la posibilidad de que las mujeres autónomas puedan beneficiarse de bonificaciones en la cuota de aportación por maternidad reciente, periodo de lactancia o embarazo de riesgo, al igual que en el caso de la baja por paternidad.

Grandes expectativas para una necesidad acuciante

Una de las medidas más comentadas de ese preacuerdo entre PP y Ciudadanos sobre el sector de los autónomos es la prórroga, de los actuales 6 meses a un periodo de un año, en la tarifa plana de 50 euros para quienes inicien su actividad laboral por cuenta propia. Otra propuesta a debate es la exención de cotización en cuotas fijas a la Seguridad Social de aquellos trabajadores inscritos en el RETA, siempre que sus beneficios netos no superen la cuantía del salario mínimo interprofesional.

También se estudiarán diferentes fórmulas de cotización específicas en el caso de los autónomos que ejerzan su labor a tiempo parcial o con la intención de compatibilizarla con un salario por cuenta ajena. Y, en el orden de trabajo de esta subcomisión, se supone que tendrán además un lugar destacado otras importantes medidas como la de diseñar un sistema más justo de altas y bajas asociadas al día exacto de la solicitud y no del mes completo o la de aprobar un aumento en el número de cambios en la aportación hasta cuatro posibles. Otra de las demandas históricas del sector autónomo es la de disfrutar de mayor flexibilidad a la hora de deducir gastos por parte del trabajador, ya sea en relación a su vehículo particular de desplazamiento o a los suministros energéticos de su domicilio si es ése su lugar de trabajo.

Y como guinda a este esperadísima reforma por parte de los trabajadores por cuenta ajena, los autónomos inscritos en el RETA tendrán que estar muy pendientes en los próximos meses del acuerdo final con respecto al momento de su jubilación. Parece que la propuesta acordada entre PP y Ciudadanos contempla un cómputo global mixto para la vida laboral entre el tiempo cotizado en régimen general y el de autónomos. De la misma forma, sería compatible percibir una pensión de jubilación y cotizar como profesional autónomo al mismo tiempo.

Pero, una vez más, a este sector clave en el crecimiento económico del país le toca esperar y confiar en que el Gobierno, en comprometida minoría parlamentaria, consiga las adhesiones necesarias para aprobar esta batería de importantes reformas. Toca compás de espera para comprobar si, finalmente, las promesas se traducen en realidad para tantos españoles decididos a no salir del mercado de trabajo.

Si eres trabajador por cuenta propia, recuerda que en Bull4All también podemos ayudarte a analizar tu situación fiscal y las posibilidades de optimizar la rentabilidad de tu trabajo.

 

Por | 2016-12-07T16:09:32+00:00 diciembre 7th, 2016|General|Sin comentarios

Deje su comentario