Cuánto te costará invertir como un profesional

En España hay mucha cultura de asesoramiento financiero, pero casi siempre mal entendida y con la coletilla de “gratuita” flotando en el ambiente. Ahí es donde los bancos han sacado y siguen sacando partido del pequeño ahorrador.

A los españoles nos cuesta pagar por el asesoramiento financiero bajo la premisa de que el banco lo hace gratis y de que invertir es algo que se puede aprender por tu cuenta. Lo primero que debes saber es que el banco no te asesora gratis, porque te está ‘cobrando’ con los productos que te coloca (altas comisiones y no siempre los más adecuados).

Respecto al segundo punto, sí se puede aprender a invertir y gestionar el dinero por cuenta propia, pero requiere un esfuerzo y una inversión de tiempo y dinero. Es fácil acudir a foros como Finect, Rankia o Inbestia y quedarse con los comentarios y opiniones de quienes ya manejan sus finanzas o los que están empezando y proponen sus carteras. Detrás de sus comentarios hay mucho trabajo y dedicación a esa tarea, no te equivoques. Lo que se ve muchas veces es el resultado final, y no el camino que han tenido que recorrer y que siguen recorriendo a diario.

Cuánto cuesta aprender a gestionar tus ahorros

Nadie se convierte en un experto en inversión de la noche a la mañana. Entender cómo funcionan los mercados financieros requiere tiempo y formación. El problema es que si empiezas a navegar por internet verás muchos cursos con técnicas supuestamente infalibles para ganar en los mercados. Siempre que veas términos como “asegurado”, “garantizado” o similares, huye.

Hay grandes páginas de inversión en la red y muy buenos cursos de bolsa, pero si algo tienen todos en común es que sus autores son capaces de reconocer el riesgo de invertir en bolsa y la posibilidad de sufrir caídas que ellos mismos experimentan en sus carteras. Por eso, un buen curso hará hincapié en que te está enseñando un método de inversión, no un sistema a prueba de errores.

En la web puedes encontrar excelentes manuales gratuitos sobe inversión, pero para ir un paso más allá generalmente habrá que hacer un curso de pago. De hecho, la mayoría de páginas sobre inversión en bolsa ofrecen sta posibilidad. El coste varía enormemente de una a otra, pero los hay desde 500 euros hasta más de 5.000 euros.

Si lo comparamos con la formación típica de un asesor financiero,tendríamos que acudir a programas como el Máster en Bolsa y Mercados Financieros de IEB por 4.000 euros o el Máster en Instituciones y Mercados Financieros de Cunef que cuesta ya cerca de 18.000 euros, por poner dos ejemplos. Además, por supuesto, de la formación de EFPA, la Asociación Europea de Agentes Financieros.

Tiempo y dinero: la curva de aprendizaje

Además del coste propio de la formación, para aprender a invertir como un profesional necesitarás tiempo. Primero para realizar los cursos que deseas y segundo para entender cómo funciona el mercado financiero.

Es complicado establecer un marco temporal, pero sí que serán necesarios por lo menos seis meses para empezar a vislumbrar algo parecido a un método de inversión.

En este punto también entra en juego la curva de aprendizaje. Lo ideal es que empieces con simuladores y juegos de bolsa. Como suele decirse, los experimentos siempre es mejor hacerlo con gaseosa. Pero aun así, debes prepararte para perder dinero con tus primeras operaciones. Y es que es muy fácil que cometas los errores del inversor novato, como no cortar las pérdidas a tiempo o vender cuando todavía quedaba recorrido al alza.
El control de las emociones es una de las claves del trading y aquí también existe una enorme curva de aprendizaje.

Por último, la inversión no sólo es cuestión de aprender, crear una cartera y dejarla correr. Gestionar un patrimonio exige dedicación constante, ya que deberás estar a tento a los movimientos del mercado y a la propia evolución de tus activos para balancear tu cartera. Para que lo entiendas mejor, tendrás que seguir las acciones o fondos que tengas contratado para vender llegado el momento y revisar una vez cada seis meses, como poco, tu cartera, para ver si, por ejemplo, tu inversión en renta fija tiene el peso o porcentaje que quieres o éste es demasiado por los propios movimientos del mercado.

Como puedes ver, aprender a invertir como un profesional es posible. De hecho, miles de personas gestionan sus ahorros personalmente. Lo que ocurre es que no es para todo el mundo. Al igual que hay quienes emprenden y quienes prefieren ser empleados o quienes contratan un fontanero y quienes hacen sus propias chapuzas en casa, en el mundo de la gestión puedes elegir entre hacerlo por tu cuenta o dejar que un profesional se encargue de hacer crecer tus ahorros y dormir tranquilo sabiendo que tu dinero está en buenas manos.

Por | 2017-08-03T08:15:32+00:00 mayo 23rd, 2017|General|Sin comentarios

Deje su comentario