Cómo rentabilizar tu finiquito: estrategia presente pensando en el futuro

ERES, Bajas incentivadas o cualquier tipo de despido. El resultado es que son muchos los trabajadores que se encuentran con una indemnización laboral y una perspectiva llena de diferentes retos, dependiendo de sus circunstancias, que pueden ser muy variadas. En primer lugar, la cuantía es un aspecto importante. Si el finiquito es pequeño, porque en este trabajo hayamos estado muy poco tiempo, tendremos opciones muy limitadas. En muchos casos, servirá sólo de pequeño colchón hasta que encontremos un nuevo trabajo. En el lado contrario, están los finiquitos más importantes.

La relación causa-efecto del mismo es la que le confiere este estatus especial. Si hemos percibido un finiquito importante es porque llevábamos un tiempo largo en este trabajo y si es así, en muchos casos, el trabajador se puede encontrar en una edad en la que es difícil encontrar un nuevo trabajo y esto a su vez influye en sus años cotizados y en la jubilación futura.

La importancia de optar por fondos de inversión

En este contexto es importante que se elija por inversiones con buen rendimiento en el largo plazo. Si se opta por productos sin riesgo, como un depósito o un seguro de ahorro, será imposible conseguir nuestros objetivos de conseguir un capital o renta importante final que vaya mucho más allá del dinero aportado.

Ponemos un ejemplo. Invertimos en un depósito a un año, a un tipo del 0,45%, el actual para este tipo de depósitos a julio de 2016, durante 10 años. El resultado, después de pagar año tras año el 19% de impuestos es acabar con un capital de 103.329 euros, sólo un rendimiento del 3.329 euros. Si lo hacemos con una estrategia de fondos, con el que conseguir un rendimiento anual moderado en estos 10 años, del 4% por ejemplo, el resultado es muy diferente: 134.288 euros con unos beneficios que multiplican por más de diez el del depósito. Cuánto más largo el periodo, más grande será la diferencia.

Una estrategia para rentabilizar el finiquito

En las circunstancias actuales, muy marcadas por los bajos tipo de interés, los más que probables efectos del Brexit y una Bolsa de Estados Unidos en máximos una estrategia adecuada recomendada por Bull4All sería la que tuviera este tipo de mix de inversión:

5% en Renta Fija: Renta Fija Emergente; Divisa local

Con ello se busca diversificar la parte de renta variable y conseguir rentabilidades superiores al 7% anual vía cupones

25% Gestión de Alternativa: 15% Valor relativo y un 10% CTAs

Igualmente, se diversifica la parte de renta variable y se consigue rentabilidades superiores al 6-7% anual con activos poco correlacionados con la bolsa

70% Renta Variable: 15% Emergente (India, Asia Emergente); 55% Desarrollada (2/3 Europa, 1/3 EEUU, Japón)

Se apuesta por Europa por sus atractivas valoraciones y momento del ciclo económico. Dentro de la región emergente Asia Pacífico, especialmente India, es nuestra preferencia dentro del mundo emergente

La distribución por tamaño es del 30% en valores de pequeña y mediana capitalización; 40% gran capitalización. Las empresas de pequeño y mediano tamaño históricamente generan un extra de rentabilidad frente a las grandes empresas.

Con todo ello, el objetivo es claro. Buscar el plus de rentabilidad a nuestro finiquito para conseguir un mayor capital en el medio y largo plazo.

Por | 2016-07-18T07:30:13+00:00 julio 18th, 2016|General|Sin comentarios

Deje su comentario