La carta a los Reyes Magos de un ahorrador

La complicada situación económica de los últimos años en España y el desconcierto inversor, ante la falta de productos que garanticen rentabilidad y capitalización, han sumido al ahorrador en un estado de inacción. Le han convertido en un ser dominado por el miedo a apostar en la dirección equivocada y por la incertidumbre de si el 2017 será un buen momento para poner a trabajar a sus ahorros.

En Bull4All sabemos ponernos en la piel de un ahorrador. Trabajamos para optimizar su perfil inversor desde la singularidad de su economía personal. Y, con la experiencia de nuestra dedicación diaria, podemos adivinar con facilidad cuáles serían los regalos y deseos que cualquier ahorrador incluiría en su particular carta a los Reyes Magos.

Una brújula, para saber distinguir las buenas oportunidades de inversión en el momento adecuado

La cambiante situación de los mercados internacionales, las reglas económicas dictadas por la Unión Europea, la agenda política nacional… Son muchas las variables y, con ellas, los interrogantes que un inversor debe despejar a la hora de confiar sus ahorros para su depósito en uno u otro producto financiero.

Un rompecabezas, para descifrar la mejor fiscalidad para sus ganancias

Otro de los campos de batalla a los que se enfrenta un ahorrador que decide invertir su capital es conseguir la mejor fiscalidad posible. En el mejor de los escenarios de obtener plusvalías con uno o varios productos financieros, resulta complicado diseñar la táctica fiscal más ventajosa para que los impuestos no se coman sus beneficios.

Una bola de cristal, para conocer si subirán o no los tipos de interés, el IPC y, con ellos, el valor de su dinero

El capital monetario del ahorrador puede experimentar variaciones sustanciales en función del devenir macroeconómico en el que se circunscriba. Indicadores de la inflación como el IPC nos mostrarán si nuestro dinero conserva su valor o se deprecia ante una escalada sostenida de los precios. Mientras, el diagrama de fiebre de los tipos de interés indicará un enfriamiento o reactivación del consumo y la economía nacionales.

Un chaleco salvavidas, que minimice el riesgo inversor y la volatilidad de los mercados

Ante la escasa oferta de productos de inversión garantizados por parte de las entidades financieras, el ahorrador necesita minimizar el riesgo en sus inversiones de naturaleza variable y la volatilidad de los valores que la componen.

Una lupa de aumento, con la que encontrar un producto de inversión a su medida

La oferta inversora “convencional” que los bancos y cajas ofrecen a sus clientes pasa por un reducido número de opciones. Además, la rentabilidad que ofrecen estos productos es mínima a cambio de la inmovilización y depósito de nuestro dinero por amplios periodos de tiempo. El ahorrador necesita un buscador de alternativas de inversión variadas, diversas y que incluyan la rentabilidad de valores internacionales.

Una película de superhéroes, para romper con la inactividad inversora

El miedo a un riesgo elevado en las inversiones y la falta de alternativas rentables llevan al ahorrador a una situación de parálisis inversora. Se encierra en la ínfima bonificación de las imposiciones a plazo fijo o las cuentas de ahorro bonificadas y no quiere “mover ficha”. Mientras, su dinero pierde valor… Necesita salir de su zona de confort y luchar por la revalorización de su capital.

Un trébol de cuatro hojas, que le traiga la fortuna de maximizar el valor de sus ahorros

El azar es un componente que no puede obviarse en cualquier actividad inversora. Son demasiadas las variables que escapan al control del inversor, por lo que la compañía de la fortuna resulta un artículo de lujo en la maleta de todo ahorrador.

Por | 2017-01-05T10:04:03+00:00 enero 5th, 2017|General|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario