5 formas de poner a trabajar a tus ahorros en 2017

La escasa rentabilidad de los productos financieros habituales, comercializados por nuestros bancos o cajas “de confianza” y la volatilidad de los mercados bursátiles hacen que el ahorrador se sienta inseguro y reticente a acometer una estrategia inversora de su patrimonio.

Por otra parte, la inestable y cambiante situación global de las grandes potencias motivan un clima de provisionalidad y efecto contagio entre las economías mundiales. Reino Unido parece decidido a pactar las condiciones de un Brexit contundente y, al otro lado del Atlántico, Donald Trump cuenta las horas para tomar el bastón de mando de la primera potencia mundial y aplicar sus controvertidas medidas económicas a favor del proteccionismo y una mayor distancia comercial con la Unión Europea. Para completar la inestabilidad político-económica de nuestro entorno europeo, en 2017, holandeses, franceses y alemanes están llamados a las urnas, con un peligroso avance de partidos de ultraderecha, populistas y euroescépticos.

Al mal tiempo, planificación inversora

Está claro que no corren buenos tiempos para la economía y también es evidente que las inversiones a largo plazo se antojan imposibles o cargadas de riesgos inasumibles para el ahorrador medio. Pero nuestros ahorros no pueden esperar a que la inestabilidad geopolítica desaparezca… quizá ya no lo haga nunca más en la dirección que conocemos en las últimas décadas.

Nuestra economía debe tomar el timón de su rentabilidad y encontrar un camino propio que se adapte a nuestras necesidades y perfil inversores. Se acabaron los tiempos de un producto financiero óptimo para el “cliente tipo” de una entidad financiera. Cada ahorrador tiene un perfil de riesgo determinado y una edad, situación familiar y profesional o un tipo impositivo determinado que le convierten en una “unidad inversora” única y singular.

5 medidas para activar la rentabilidad de tus ahorros

Dado que no existen dos ahorradores iguales, a la hora de enumerar 5 formas de poner a trabajar tus ahorros en 2017, en Bull4All incidimos en la conveniencia y rentabilidad de contratar los servicios de un asesor financiero EAFI que sea capaz de obtener una radiografía precisa y objetiva de tu patrimonio y encontrar las mejores alternativas inversoras para tu economía personal.

En segundo lugar, y siguiendo el consejo y las propuestas de un profesional independiente, quizá puedas plantearte romper con el inmovilismo inversor y transferir pequeñas y periódicas sumas de dinero de tus depósitos y cuentas corrientes a algún fondo de inversión, siempre adaptado a tus necesidades de liquidez y expectativas temporales de ahorro y capitalización.

Otra de las disciplinas de inversión para activar tus ahorros es la de convertirte en emprendedor y perfilarte como fuente y motor de las rentas de tu propio trabajo. En toda aventura emprendedora, se precisa de una inversión inicial… no sólo de capital sino también en formación personal destinada a adquirir un espíritu interdisciplinar y sensible al cambio.

Si prefieres que tu actividad profesional continúe por el camino habitual de trabajador por cuenta ajena, quizá puedas plantearte destinar una pequeña parte de tus ahorros a probar suerte como inversor en algún proyecto pequeño pero interesante de algún conocido o contacto de tu red profesional. Las llamadas TIC’s (en el ámbito de las tecnologías de la información) y las iniciativas ligadas a la economía digital conservan una pujante realidad en el panorama de las start-ups y de las nuevas empresas con mayor proyección de crecimiento.

Por último, y como quinta propuesta que te planteamos desde Bull4All para poner a trabajar a tus ahorros, dirigimos la mirada al mercado inmobiliario. Siempre dependiendo del volumen de ahorro que quieras destinar a la inversión en 2017, puedes plantearte la adquisición de algún bien inmueble –ya sea vivienda, pequeño local o, incluso, plaza de garaje- para su posterior alquiler, como fórmula de retorno de la inversión a un corto-medio plazo de manera regular y periódica. Si tus necesidades de capitalización no son tan inmediatas en el tiempo, la opción de conseguir una plusvalía a largo término pasaría por la reventa de esa propiedad. En ambos casos, conviene que te asesores de la realidad del mercado inmobiliario actual para detectar posibles oportunidades de inversión y, cómo no, alejarse de pesados lastres que no reporten rentabilidad alguna y comprometan la liquidez de nuestro patrimonio.

Por | 2017-01-23T19:28:14+00:00 enero 23rd, 2017|General|Sin comentarios

Deje su comentario