Por qué está de moda la inversión en valor

El Value Investing o inversor en valor no es nuevo, pero sí es una de las tendencias que más peso ha tomado en los últimos años. Al calor del éxito de Warren Buffett se ha creado toda una filosofía de inversión que ha cristalizado en algulns de las gestoras y fondos de inversión con mejor cartel ahora mismo como Magallanes o AzValor, por poner dos ejemplos.

¿Qué es la inversión en valor?

El value investment es una filosofía de inversión que se basa en aprovechar las fluctuaciones de las acciones a corto plazo para invertir a largo plazo. Esta definición puede sonar demasiado técnica y difusa para el ahorrador de a pie. Por fortuna, la inversión en valor no es tan  complicada de entender.

El inversor en valor se basa en que el mercado no siempre es eficiente y el precio de una acción en un momento puntual puede no recoger el valor real de la compañía a largo plazo. Es lo que se denomina valor intrínseco de la empresa y que puede resumirse como el precio que se pagaría por el 100% de la empresa.

Los value investors buscan esas ineficiencias para invertir en empresas que estén infravaloradas, es decir, cuya cotización esté por debajo del valor intrínseco. Después mantendrán los títulos en cartera hasta que la compañía alcance esa valoración. Su beneficio será la diferencia entre el precio actual y el valor intrínseco. Esto es lo que se denomina margen de seguridad.

Para valorar una empresa, los inversores value dejarán de lado el análisis técnico (los gráficos de mercado) y se basarán principalmente en aspectos de análisis fundamental: su contabilidad y las cifras del negocio. El value investment tiene en cuenta cuestiones como que los flujos de caja sean crecientes, el equipo gestor que hay detrás de la compañía o los niveles de endeudamiento.

Características del value investment

El value investment se basa en las enseñanzas de Benjamin Graham, aunque tiene en Warren Buffett a su gran gurú. El tercer hombre más rico del mundo y presidente de Berkshire Hathaway define con sus estrategias lo que es un gestor value, por eso fue de los pocos que no se vió atrapado por el pinchazo de las puntocom en 2000 (las empresas tecnológicas suelen ser el anatagonista de las value), entre otras cosas.

Estos son los conceptos que definen al inversor value y algunas frases de sus gurús para definirlo:

  • Invierten a largo plazo, de ahí que Buffett asegure que “si no estás dispuesto a conservar tu acción por los próximos diez años, entonces no consideres adquirirla ni siquiera por los próximos diez minutos.”.
  • Invierten en negocios más sencillos y en ocasiones tradicionales: “nunca invierta en una empresa que no pueda entender”.
  • Aplican el análisis fundamental y dejan de lado el análisis técnico, o com dice Buffett “lo que pagas es el precio, lo que compras es el valor”.
  • No conceden excesivo peso al análisis macroeconómicos
  • Pueden usar productos derivados, pero sin darles valor de inversión, más bien como cobertura a sus operaciones.

Por la estrategia inversora, las carteas value tienden a ser menos volátiles que las que apuestan por empresas denominadas growth o de crecimiento. Estas últimas se caracterizan por su alto potencial, pero no tanto basado en las cifras actuales de negocio, que también, sino por el sector en el que operan o el tipo de actividad que realizan. Suelen ser empresas con menor recorrido y certidumbre sobre su futuro. Puede que dentro de 5 años ya no estén ahí si no aciertan con el timing y la necesidad que tratan de cubrir, por ejemplo.

Por qué está de moda

Una de las características del value investment es que su propuesta de valor como estrategi ainversora es fácil de entender y tiene sentido para la mayoría de ahorradores. La filosofía del buy and hold que subyace por detrás, la inversión a largo plazoy apostar por el valor real de una empresa es algo que cualquier persona puede entender. No ocurre lo mismo con el análisis técnico ni las empresas growth de nueva creación.

El propio término de “inversión en valor” resulta atractivo para el inversor tradicional. A esta se añaden, como es lógico, los resultados. Sin ellos cualquier otra consideración se quedaría en aguas de borraja.

Por | 2017-08-03T08:21:43+00:00 mayo 18th, 2017|Estrategia|Sin comentarios

Deje su comentario